5 consejos para encontrar un vientre plano

A la luz de los días soleados, el cuerpo se redondea, precisamente el vientre, debido a unos manjares invernales. 5 consejos para conservar o recuperar un vientre plano.

Reducir una determinada categoría de alimentos

La alimentación saludable es la condición sine qua non para tener un estómago plano. Ciertos alimentos provocan hinchazón y ralentizan el tránsito intestinal, por ejemplo, brócoli, guisantes, legumbres (lentejas, garbanzos, etc.) y coliflor.

Por otro lado, consume frutas y verduras que aceleren el tránsito como judías verdes, ensalada y ciruelas. Evite el café, el alcohol y los dulces y especias. Además, puede comer verduras crudas, pero con moderación, estas irritan el intestino.

Tener una actividad física

El primer enemigo del tránsito es la inactividad. Se recomienda la actividad física diaria. Por ejemplo, caminar al menos 30 minutos todos los días. También puede ir a la piscina para hacer unas vueltas, pedalear unos kilómetros o hacer algunas abdominales para reafirmar el tejido del estómago.
La actividad física quema calorías y energiza el sistema nervioso, una constitución que se basa en las reservas de grasa.

Beber agua

Beber 1 litro de agua todos los días es una condición fundamental para tener un vientre plano. Efectivamente, esto mejora el tránsito intestinal y previene los problemas asociados con el estreñimiento.
El agua carbonatada facilitaría la actividad intestinal. Además de la salinidad de estas aguas que provocan hinchazón, se recomienda encarecidamente optar por aguas ricas en bicarbonatos (Vichy, Quézac, St-Yorre) y ricas en magnesio (Courmayeur, Hépar, Contrex).

Respira por tu estómago

La respiración tiene varias virtudes, incluida la de mantener un estómago plano. Mediante un masaje realizado por el diafragma y el abdomen para facilitar la digestión y aliviar el estrés.
Para hacer esto, párese, siéntese o acuéstese con las manos sobre el estómago. Inhale profundamente mientras infla su estómago, luego exhale por la boca, ejerciendo una ligera presión sobre sus abdominales para vaciar el aire. Repite este ejercicio todos los días, dos veces al día.

El uso de plantas

Los medicamentos a base de hierbas pueden ayudarlo a mantener el estómago plano. Por ejemplo, la malva alivia los trastornos digestivos, la humillación templa el sistema nervioso y drena la vesícula biliar y el hígado. Lo ideal para consumirlas es tomarlas como infusión después de cada comida. Esta solución ayuda a limpiar el cuerpo de sustancias no deseadas. Sin embargo, esta opción no se recomienda para mujeres embarazadas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *