Apnea del sueño: cuando dormir no es fácil

Signos clínicos de la enfermedad

Esta patología resulta en una interrupción de la respiración durante unos diez segundos, varias veces durante el sueño. Las vías respiratorias de la nariz o la faringe se bloquean temporalmente, lo que impide la circulación del aire.

Puede ser un problema anatómico relacionado, por ejemplo, con una lengua voluminosa o una desviación del tabique nasal. Los ronquidos fuertes suelen preceder a la obstrucción de las vías respiratorias. La apnea del sueño repetida representa un riesgo real para la salud.

Las consecuencias en la salud

La aparición de apnea del sueño cansa el cuerpo. La somnolencia diurna y la falta de concentración representan un cierto peligro en las actividades diarias. Conducir un automóvil requiere una atención de la que carecen quienes padecen el síndrome. Los accidentes no son infrecuentes.

Además, la apnea del sueño promueve las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión. Hasta hace poco, nunca sospechábamos que morir de un infarto mientras dormía pudiera ser consecuencia de repetidas apneas. Por lo tanto, la detección de la enfermedad es esencial, como lo subraya Sommeil Apnée, un sitio que detalla la patología.

Encuentra un sueño reparador

La apnea del sueño se trata fácilmente con una máquina que proporciona ventilación de las vías respiratorias con presión positiva continua (CPAP) durante toda la noche.

También se utilizan prótesis removibles. Estos dispositivos se moldean sobre los dientes del paciente. Permiten que la mandíbula inferior se mueva hacia adelante con el efecto de limitar los ronquidos y la apnea. Si esto no es suficiente, la cirugía de la nariz y el paladar blando sigue siendo un método eficaz.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *