Estimule su sistema inmunológico con estos alimentos

La práctica habitual de una actividad deportiva, el descanso suficiente, el tabaquismo o el consumo de alcohol … Son muchos los elementos que constituyen nuestro estilo de vida y afectan nuestra defensa inmunológica. Pero entre todos estos factores, la alimentación ocupa un lugar central.

De hecho, al ingerir los alimentos adecuados, proporcionamos a nuestro cuerpo los recursos que necesita para combatir los patógenos. Te invitamos a descubrir algunos alimentos que, al colocarlos en tus platos, reforzarán tu sistema inmunológico.

Frutas y vegetales

No se puede decir lo suficiente, consumir frutas y verduras es fundamental para mantenerse saludable. Y por una buena razón, estos alimentos son una fuente abundante de vitaminas, esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Así, la zanahoria, la calabaza o la espinaca pueden estimular la producción de anticuerpos gracias a su alto contenido en vitamina A. Vitamina C, que se encuentra, por ejemplo, en los cítricos como la plemousse, el limón o las naranjas. – protege los glóbulos blancos por sus propiedades antioxidantes.

Moños

Al igual que las frutas y verduras, se dice que los updos tienen un efecto beneficioso sobre el sistema inmunológico. De hecho, estos últimos constituyen una excelente fuente de selenio con poder antioxidante, y permiten estimular los linfocitos T.Otros bollos asiáticos como el shiitake también están muy estudiados en este momento: además de estimular el sistema inmunológico, habrían efectos antifúngicos y antitumorales, asociados a su alto contenido en lentinan.

Productos apícolas

Finalmente, concluiremos este resumen de alimentos beneficiosos para nuestra inmunidad por productos apícolas. De hecho, la comida generada por nuestras queridas abejas tiene un impacto positivo en nuestra defensa natural de muchas maneras.

La miel, un agente antioxidante, antiséptico, bactericida y curativo, por sí sola tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestro sistema inmunológico. Pero no olvide el propóleo o la jalea real, que aportan otros efectos antibióticos, antifúngicos y antibacterianos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *