Fatiga crónica: cómo puede ayudar una alimentación saludable

Aumentar la ingesta de nutrientes y energía para evitar deficiencias, mediante una dieta saludable.

Los hábitos alimenticios influyen en el estado del sistema inmunológico. La fatiga se produce cuando la ingesta de energía y nutrientes es baja. Para ello, tomar alimentos ricos en nutrientes es fundamental para recuperar el tono y erradicar la fatiga.

Los cereales

Los carbohidratos son uno de los componentes fundamentales contra la fatiga crónica. Al contener tanto carbohidratos como una gran cantidad de carbohidratos, los cereales son una fuente principal de energía para el cuerpo humano que le permitirá recuperarse.

Las proteinas

Las fuentes de aminoácidos, proteínas también son importantes para el correcto funcionamiento del metabolismo humano. Comer una variedad de proteínas le permite al cuerpo obtener todos los aminoácidos requeridos por el cuerpo. Los alimentos ricos en proteínas son la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos.

Los lípidos

Ayudan a mejorar el sistema inmunológico, el desequilibrio hormonal y la pérdida de memoria, las denominadas grasas «saludables» también son muy recomendables como el aceite de oliva rico en omega-3.

Frutas y vegetales

Repletos de vitaminas, frutas y verduras son alimentos anti-fatiga. Las verduras crudas o cocidas siempre conservan sus beneficios. Los frutos secos también, a su vez, aportan oligoelementos esenciales, que es el magnesio, muy famoso por sus propiedades antifatiga.

El hierro

La deficiencia de hierro es una fuente de fatiga. Aumentar la cantidad de hierro en su dieta permite que el cuerpo recupere su tono y energía. Se encuentra en varios productos como frutos secos y carnes rojas.

El agua

el agua ayuda al organismo a eliminar toxinas malas y representa un aporte muy interesante de oligoelementos como magnesio, fósforo, calcio, manganeso y muchos otros, ideal para ayudar al organismo a recuperar el tono y forma.

Es más que necesario comer a un ritmo preciso, centrarse en la calidad sobre la cantidad y no seguir una dieta demasiado estricta para evitar la fatiga crónica. Comer alimentos ricos en nutrientes es la respuesta a la fatiga. ¡No hay nada mejor que una buena dieta saludable cuando te sientes cansado!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *